¿Es el fin de las tarjetas de crédito?

La alianza entre la tecnología y las finanzas -el sector denominado como fintech-, la masificación del uso de los smartphones y las tarifas de datos

o la aparición de iniciativas financieras al margen de las entidades bancarias tradicionales son algunos de los principales factores responsables de que, a estas alturas del siglo XXI, la tarjeta de crédito de toda la vida no sea la única herramienta para abonar pagos, domiciliar facturas o recibir el dinero de la nómina.

En este artículo queremos repasar algunas de las principales alternativas ante esta proliferación de vías y alternativas diferentes tanto para pagar y enviar dinero como para recibirlo. Los pagos móviles, el crowdfunding y el crowdsourcing, los minicréditos o las apps fintech han llegado a nuestra vida para quedarse y llevarse un pedazo del pastel que hasta ostentaban de modo prácticamente hegemónico las tarjetas de crédito.

alternativas tarjetas de credito

Alternativas a la tarjeta de crédito que tú también puedes usar

  • Medios de pago online: A la hora de acceder a una tienda online y pagar por productos y servicios a través del correo electrónico, no solamente puedes recurrir a la tarjeta de crédito, sino que a día de hoy existen muchas opciones de pago en línea, encabezados por el archiconocido PayPal, aunque a lo largo y ancho del mundo existen muchas otras como 2Checkout, Strike, Payza o Payoneer. Algunas de las ventajas del uso de PayPal es que funciona como intermediario, te protege ante las ventas fraudulentas, no proporciona información sobre tu cuenta bancaria a los vendedores y está presenta en la inmensa mayoría de ecommerce.
  • Pagos móviles: Una de las tendencias en alza potenciadas por tecnologías como NFC (Near Field Communications) o Google Wallet. Las aplicaciones de pago móviles te permiten utilizar tu dispositivo como medio de pago y también recibir y mandar dinero a otras personas. Algunas de las más conocidas y usadas en España son Apple Pay, Samsung Pay, Bizum -que aglutina a 27 entidades financieras de nuestro país como CaixaBank, BBVA o Santander-, Orange Cash, MasterPass, Circle Pay o Vodafone Wallet.
  • Minicréditos rápidos online: Este formato para obtener dinero de forma rápida -como te ofrecemos en MoneyMan con nuestros minicréditos en menos de 15 minutos hasta un máximo de 300 € si es la primera vez que lo solicitas o hasta 1200€ si ya eres cliente- no requiere apenas requisitos mínimos para su obtención -como sucede con los préstamos y créditos tradicionales de las entidades bancarias, que piden aval-. Además, se trata de un tipo de medio caracterizado por la facilidad y rapidez en la gestión -que se desarrolla íntegramente online y sin papeleos-, que solamente tarda unos minutos y que, además, destaca por la flexibilidad.
  • Social Payments: Otra de las alternativas al uso de las tarjetas de crédito son los pagos sociales, consistentes en aquellas plataformas digitales y aplicaciones móviles cuyo fin es el intercambio de dinero urgente e inmediato sorteando toda clase de barreras e intermediarios. Respondiendo a la demanda de una sociedad cada vez más digitalizada e hiperconectada, estas herramientas se vinculan a las redes sociales y a las aplicaciones de mensajería instantánea, brindando la posibilidad de transferir o recibir dinero a través plataformas como WhatsApp o Facebook usando para ello diferentes aplicaciones y servicios integrados en ellas como ImaginBank o ImaginBoard.

Lo dicho, ya no tienes excusa para pensar que la tarjeta de crédito es imprescindible para todo. ¿Te animas a comprobarlo?