Minicréditos personales online

93 722 73 54 Lun – Vie de 09:00 a 20:00 horas
Mi cuenta

Developed by jtemplate

Artículos relacionados

Confianza Online MoneyMan

¿Qué son los “gastos hormiga” y cómo puedo controlarlos?

Descubre cómo acabar con los “gastos hormiga”

dinero y poder de compra

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, por este motivo, MoneyMan, a lo largo de este artículo nos explicaráen qué consisten los conocidos como “gastos hormiga” y cómo afectan a nuestras finanzas , usando como referencia la fotografía anterior.

Imagine el lector que la mano que aparece en la imagen representa los ingresos totales que tenemos a nuestra disposición cada mes, incluyendo los procedentes del salario, rendimientos de algún alquiler, etc.

Cada una de las hormigas representa un pequeño gasto que “devora” una parte de nuestros ingresos, haciendo tambalear los cimientos sobre los que se sostienen nuestras finanzas personales.

En caso de que algún mes encuentres una hormiga en tu mano que no esperabas ver (gasto imprevisto), puedes pedir un préstamo urgente a MoneyMan.

Si tuviéramos una hormiga en nuestra mano, probablemente no nos diéramos ni cuenta, con dos o tres intentaríamos quitárnoslas de encima por resultar molestas, finalmente, si nuestra mano estuviera llena de hormigas, sería una sensación muy desagradable.

Precisamente, ese sentimiento de desagrado es el que padecen cada mes nuestras finanzas personales.

Debemos aprender a identificar los “gastos hormiga” y a suprimir la mayoría de ellos (puesto que un gran porcentaje de los mismos son considerados como gastos innecesarios).

MoneyMan comenzará por definirlos y posteriormente nos dará una serie de consejos que nos serán realmente útiles de cara a gestionar nuestras finanzas.

¿Qué son los “gastos hormiga”?

Son pequeños gastos cotidianos como la compra de un periódico, un café o un paquete de chicles que realizamos de manera recurrente y terminan por suponer una gran cantidad de dinero a final de mes.

Uno de los principales errores que cometemos al gestionar nuestras finanzas personales, es el hecho de tener una visión global (“a grandes rasgos”) de los costes.

Por lo que en muchos casos intentamos realizar recortes en el presupuesto de los “grandes gastos” cuando en ocasiones resultan imprescindibles, como por ejemplo el pago del alquiler.

Son aquellos desembolsos en los que no prestamos atención, por parecer a priori insignificantes, los que pueden poner en verdaderos apuros la estabilidad de nuestras finanzas.

Por ejemplo, si compras un periódico de 2 euros todos los días, en lugar de consultar las noticias sólo en internet, tendrás que hacer frente a un “gasto hormiga” de 60€ al mes. Si a esto le sumamos un par de cafés, un paquete de chicles y una cena con los amigos cada día, en términos agregados los gastos se disparan.

¿Cómo puedo controlarlos?

Existen diferentes formas mediante las cuales podemos controlar los gastos hormiga, entre ellas, MoneyMan destaca:

Asigna un presupuesto para estos gastos

Al igual que tienes un presupuesto asignado para el pago del alquiler o el ADSL, cada mes deberás marcarte un límite de dinero para los “gastos hormiga” que forman parte de tu tiempo de ocio.

Suprime los gastos innecesarios

Existen multitud de gastos que puedes suprimir, por ejemplo las comisiones de tarjetas de crédito o débito, en lugar de tener varias tarjetas, puedes apostar por tener sólo una con la que realizar los pagos. Además existen entidades bancarias con promociones, que te permiten al domiciliar la nómina disfrutar de la tarjeta sin ningún tipo de comisión, entre otras ventajas.

Realiza los pequeños pagos en efectivo

De este modo seremos conscientes del dinero que estamos gastando. El pago con tarjeta no es recomendable, porque da rienda suelta al descontrol en este tipo de gastos (es lo último que queremos que ocurra).

Una buena idea es guardar los tickets de compra para realizar un seguimiento de los gastos realizados.

¿Utilizas todos los servicios por los que pagas?

Si estás suscrito a la televisión por cable y nunca la ves, pagas un gimnasio al que nunca vas o una academia de idiomas a la que acudes “de vez en cuando”. Es muy probable que te salga a cuenta dejar de contratar (y pagar) aquellos servicios y productos que no utilizas, pueden suponer un gran ahorro a final de mes, especialmente si acumulas varios.

¿Te ha resultado este artículo de utilidad? ¡Compártelo con tus amigos en redes sociales!

Solicita ahora tu Préstamo

Microcrédito rápido para pagar online - ¡es fácil!

¡Microcréditos en 10 minutos!