93 722 73 54
Lun – Vie de 09:00 a 20:00 horas

Préstamo Personal

¿Cuánto dinero quieres conseguir?
¿Cuándo prefieres devolverlo?
días
Importe del préstamo
Fecha de devolución
Pago de la primera cuota
Pago de la última cuota
Total a devolver
Ejemplo TAE: 600€ a 30 días. Coste préstamo: 162€.Total a devolver: 762€. TAE 1733%

¿Qué es un Préstamo Personal?

Los productos de financiación conllevan una serie de requisitos y obligaciones en función del tipo de operación de que se trate y del importe al que se desee acceder. Dentro de la categoría de préstamo personal se engloban una serie de productos que pueden estar comercializados por entidades bancarias y también por otras entidades de capital privado. Cada entidad diseña sus productos y marca unos requisitos, de manera que pedir préstamo personal es diferente en función del producto de que se trate. El importe a solicitar, el plazo de devolución y los tipos de interés, vienen determinados por la entidad prestamista.

Un préstamo personal, representa de este modo una forma de financiación, caracterizada por estar compuesta por un principal (importe solicitado) más unos intereses (calculados a menudo como porcentaje del principal), de un importe generalmente elevado, aunque inferior al de préstamos hipotecarios y a devolver en períodos largos de tiempo (generalmente un par de años).

Los préstamos personales de las entidades bancarias tradicionales, por ejemplo, a menudo son de un importe mínimo de 3.000 euros y en la mayoría de casos es requisito ser cliente de la entidad y tener contratados productos financieros específicos (depósitos, tarjeta de débito, domiciliación de la nómina…) para poder solicitarlos.

Esta modalidad de financiación es utilizada con frecuencia para financiar proyectos personales y la adquisición de bienes de consumo, como por ejemplo un coche nuevo, reparaciones en el hogar, etc.

Minicrédito y Préstamo Personal ¿es lo mismo?

Los mini préstamos y los préstamos personales tienen una estructura muy similar. Ambos tienen un principal, y los tipos de interés toman como referencia el principal.

Sin embargo, los minicréditos, suelen ser de importes más reducidos (de 50 a 300 euros) a devolver en un corto plazo de tiempo (30 días), mientras que los préstamos personales, tal y cómo los ha diseñado la banca tradicional durante años, se han caracterizado por tener importes más elevados (a partir de 3.000€) a devolver en plazos más elevados (1 o 2 años).

Al ser a largo plazo, para calcular el coste de un préstamo personal, se suele tomar como referencia la Tasa Anual Equivalente (TAE), mientras que, para calcular el coste de un minicrédito, lo correcto es usar como referencia el Tipo de Interés Nominal (TIN).

Opiniones sobre el Préstamo MoneyMan

Un préstamo personal online tiene la particularidad de que en la mayoría de ocasiones no requiere de garantías para poder ser concedido. Las empresas de intermediación financiera suelen lanzar estos productos con una disponibilidad que casi cualquier persona puede cumplir los requisitos exigidos y pedir préstamo personal de este tipo. No es necesario presentar ninguna garantía hipotecaria para su concesión. Tampoco se exige ningún aval ni que otra persona actúe como fiador del tomador del préstamo.

En MoneyMan, los antiguos clientes que cumplan los requisitos, pueden solicitar hasta un máximo de 1.200 euros a devolver en un plazo de 4 meses.

Al igual que con los minipréstamos, estos préstamos de más importe se pueden conseguir en apenas unos minutos, realizando la solicitud desde el teléfono móvil o el ordenador.

Diferencias entre bancos tradicionales y MoneyMan en la concesión de préstamos

En ocasiones, el requisito exigido para la concesión de algún préstamo por la banca tradicional es la domiciliación de la nómina en la entidad bancaria donde se pretende realizar la operación. Si el producto se contrata con una web de préstamos a particulares como MoneyMan, no existe este requisito, ya que no hay cuenta donde se obligue a domiciliar la nómina u otro tipo de ingresos. Otra característica común a este tipo de operaciones es su inmediatez. Son operaciones ágiles donde el cliente no debe esperar largos plazos de resolución de su solicitud de préstamo, sino que esta se gestiona en pocos minutos. Evitando largas colas de espera, así como papeleo y trámites burocráticos.

Pedir un préstamo personal por esta vía puede ser una solución inmediata para determinadas situaciones de necesidad de financiación. Normalmente los importes que se pueden conceder son cantidades no excesivamente altas, suelen ir desde los 50 a los 1200 euros. Pero la comodidad y facilidad de un préstamo personal online lo convierte en un producto que puede servir para situaciones de urgencia.

A pesar de que estos préstamos se concedan tan rápidamente, no hay que olvidar analizar con detenimiento todas las condiciones que se incluyen en el contrato.

El tipo de interés al que se deberá reembolsar el préstamo, el tiempo de duración, la periodicidad de las cuotas y su importe, las condiciones de comisiones y gastos en caso de impago de recibos y otros aspectos relacionados con las obligaciones que el cliente contrae, han de ser estudiadas antes de la firma de la operación.