Minicréditos personales online

93 722 73 54 Lun – Vie de 09:00 a 20:00 horas
Mi cuenta

Préstamos para reparaciones

¿Cuánto dinero quieres conseguir?
0
0
¿Cuándo prefieres devolverlo? días
0
0 días
Importe préstamo
0000
Fecha devolución
00
Total a devolver
0000

Ejemplo TAE: 600€ a 30 días. Coste préstamo: 162€.Total a devolver: 762€. TAE 1733%

1

Solicita crédito rápido online

No te llevará más de
10 minutos

2

Procesamos tu solicitud

Te respondemos en
1 minuto

3

Te haremos una transferencia

En tan sólo
15 minutos

Préstamos para reparaciones, la herramienta de financiación para despedirte de los gastos imprevistos

Si hay algo que caracteriza a los gastos imprevistos es que llegan justo en el peor momento que podrían hacerlo.

Es frecuente que después de llevar a cabo algún desembolso importante de dinero, por ejemplo en la compra de un coche, una casa, etc. Cuando el dinero ahorrado brilla por su ausencia, el microondas se cae de la encimera o bien se rompe una pata de la mesa o tal vez la televisión pasa a verse como si hubiera contactado con una civilización alienígena.

No te preocupes, la Ley de Murphy siempre ha existido, pero ahora se ha topado con un enemigo, los préstamos para reparaciones de MoneyMan.

¿Pides un préstamo rápido por primera vez y no sabes qué pasos dar?

Es muy sencillo, si es la primera ocasión que solicitas un préstamo rápido online, deberás en primer lugar acceder a la página web de MoneyMan o descargar la App en Google Play

El siguiente paso que tienes que dar es crear tu cuenta de usuario, para ello, deberás completar un sencillo formulario online sin papeleo ni nada por el estilo.

Una vez hayas introducido los datos requeridos (Nombre, Apellidos, etc.) deberás indicar la cantidad de dinero que necesitas y el plazo de tiempo para devolver el dinero.

Tras esto, evaluaremos tu solicitud en cuestión de pocos minutos, dándote una respuesta en el menor tiempo posible.

¿Ha sido aprobado tu préstamo?

En caso de que tu solicitud de financiación haya sido aprobada, deberás verificar la operación con el código que recibirás en tu teléfono móvil y tu correo electrónico.

Una vez llegados a este punto, el dinero del préstamo para reparaciones será transferido a tu cuenta bancaria para que solventes los imprevistos en el menor tiempo posible.

¿Qué puedo reparar con un préstamo rápido?

Una avería de tu moto

Un pequeño golpe en un accidente, una caída, un pinchazo… Hay multitud de casos en los que tu moto puede sufrir una avería imprevista. Los préstamos para reparaciones se presentan como una de las mejores opciones para afrontar este tipo de situaciones.

La televisión

Puede que tu televisión se deje de ver por una pérdida de intensidad en la señal, arreglar este problema es muy fácil con los préstamos para reparaciones. Con 50€ podrás financiar la compra de una nueva antena o un cable que amplifique la señal.

¿Tiene otra avería diferente? Consulta con un técnico o en el peor de los casos compra una nueva televisión.

La lavadora

Lavar a mano la ropa es un trabajo que requiere de mucho tiempo y esfuerzo. En caso de que tu lavadora esté estropeada, puedes solicitar uno de los préstamos para reparaciones de MoneyMan y usarlo para financiar la reparación de la misma.

La puerta de la cochera

Si tienes un motor para abrir y cerrar la puerta de la cochera de forma automática, es posible que se haya averiado. Un crédito para reparaciones te permitirá contratar a un mecánico que solucione este imprevisto de forma que puedas sacar el coche de la cochera y poder desplazarte con normalidad. No dejes que tu cochera se convierta en una cárcel para tu vehículo.

La mesa

¿Se ha roto una pata de la mesa del salón? No te preocupes, con un minicrédito para reparaciones, podrás financiar la reparación de la misma y llamar a un carpintero que solucione este problema.

Una estantería

Si cargaste con demasiado peso la estantería, es posible que haya terminado por ceder. Puedes repararla con una madera de mejor calidad y anclajes más fuertes o comprar una nueva directamente.

Compra el material y realiza tú mismo la reparación

Si se te da bien la carpintería, el bricolaje o la mecánica y te surge algún gasto imprevisto que puedas reparar por tu cuenta, puedes optar por comprar el material, ahorrando el dinero de la mano de obra. Con un préstamo rápido de pequeño importe (unos 50€ o 100€) podrás comprar en muchos casos material suficiente para llevar a cabo reparaciones interesantes. Como por ejemplo pintar la casa para ocultar las manchas de goteras, comprar material y arreglar tú mismo la estantería del ejemplo anterior, etc.

En caso de que no tengas experiencia haciendo reparaciones es recomendable que te pongas en contacto con un profesional. Comprar el material para terminar haciendo una “chapuza” puede terminar saliéndote el doble de caro (comprar el material + el tiempo que has destinado + contratar a un profesional que finalmente lleve a cabo la reparación).

Además, si solicitaste el préstamo para la reparación asumiendo de antemano que tú serías capaz de arreglar el desperfecto, es posible que te quedes sin presupuesto. Por este motivo te recomendamos que analices bien el problema y los pasos para afrontar el imprevisto antes de tomar ninguna decisión precipitada.