¿Cuánto tarda una transferencia?

Tiempos de espera para las transferencias bancarias

A lo largo de nuestra vida realizaremos un sinnúmero de transferencias bancarias. Quienes las hemos hecho, habremos notado que en ocasiones toma poco tiempo, mientras que otras han tardado algo. ¿Te has preguntado cuáles son los factores que determinan que se genere una transferencia bancaria rápida? ¿Quieres saber por qué a veces suelen tardar más de lo que imaginamos, y la operación escapa de nuestro control? A continuación te proporcionamos la información que necesitas, para que no tengas contratiempos al ejecutar tu próxima transferencia bancaria, puesto que sabrás cuánto tarda en llegar una transferencia.

¿Cuánto tarda una transferencia realizada en el mismo banco?

Cuando este tipo de trámite bancario se lleva a cabo entre cuentas de un mismo banco, se suele eliminar la burocracia, y además la tecnología actual permite que la transacción se realice en tiempo real, o al menos en un par de minutos.
Puesto que se trata de una transferencia interna, este tipo de transacción supone un simple apunte contable para el banco. Por ello, la operación es de naturaleza instantánea.
Sin embargo, debemos poner especial atención en el día y en la hora en que queremos llevar a cabo la transferencia. Todos los bancos tienen una “hora de corte”. Si llevamos a cabo la operación después de la “hora de corte” nuestra orden será ejecutada durante el siguiente día hábil. Por este motivo, ten en cuenta cuánto tarda una transferencia bancaria, dado que si la realizas posteriormente a la “hora de corte” tardará un día.
Los días hábiles decretados por el Banco Central Europeo corresponden a todos los sábados y domingos, e incluyen los días festivos (Año Nuevo, Viernes Santo, Lunes de Pascua, 1 de mayo, y el 25 y 26 de diciembre).
Para las transferencias bancarias inmediatas, aprobadas el 21 de noviembre de 2017, no se establecen límites de horas o días. Así, este servicio garantiza transferencias bancarias con una duración máxima de diez segundos. Este tipo de operación puede llevarse a cabo cualquier día de la semana y a cualquier hora. Estas transferencias instantáneas permiten que el beneficiario reciba el dinero en su cuenta en tiempo real. El servicio está disponible en los países de la Unión Europea. Cada banco decide la tarifa o comisión que desea aplicar a sus clientes. Algunas entidades bancarias las ofrecen gratuitamente, mientras que otras tienen un coste para el cliente, que puede ser una cantidad fija, o bien un porcentaje sobre el total a transferir. En este caso debes saber que no todos los bancos tienen habilitado este servicio, por lo que deberás informarte.

¿Cuánto tarda una transferencia de un banco a otro?

Para tener una idea de cuánto tarda una transferencia bancaria entre dos entidades financieras distintas, debes saber que al final del día todos los bancos deben enviar sus registros de operaciones al intermediario (Banco Central de la nación).
Este organismo gubernamental es el encargado de cotejar las diferentes transacciones financieras de los bancos. Por este motivo, una vez que llevas a cabo una transferencia, tu dinero se descuenta al instante. Sin embargo, dicha transferencia no llega al beneficiario hasta después de un día hábil, como período mínimo.
Al igual que en las transferencias dentro del mismo banco, debes tomar en cuenta el día y la “hora de corte”, puesto que pueden variar de una entidad financiera a otra. Normalmente la “hora de corte” suele ser entre las cuatro y las siete de la tarde.
Un ejemplo de cuánto tarda una transferencia de un banco a otro es el siguiente: si efectúas la operación a las once de la noche un día lunes, la transferencia llegará el día miércoles durante la mañana. Una transferencia podría tomar mucho más tiempo: cuatro o cinco días, cuando se trata de días festivos.
Para reducir estos períodos de espera, y en especial cuando el beneficiario de la transferencia necesita la cantidad con urgencia, puedes recurrir a la agencia bancaria en la que el beneficiario tiene su cuenta. Así, podrás realizar el depósito directamente a su cuenta. El único inconveniente, aparte del traslado, es que posiblemente tengas que pagar una comisión. Otra alternativa consiste en efectuar una “orden de movimientos de fondos”, la cual suele ser más expedita, pero tiene un coste superior.

¿Cuánto tarda una transferencia internacional?

Para tener conocimiento sobre cuánto tarda una transferencia internacional, es importante que sepas que existen dos tipos diferentes.

Transferencias internacionales SEPA

Si deseas saber cuánto tarda una transferencia a través de este método empleado en la Unión Europea, con la adición de países como Suiza, Noruega, Islandia, San Marino, Mónaco y Liechtenstein, te informamos que gracias a este convenio es posible que las mismas reciban igual tratamiento que cualquier transferencia nacional.
De esta forma, el sistema SEPA garantiza la efectividad de las transacciones efectuadas entre entidades financieras y clientes de distintos países, siempre que pertenezcan a este grupo. Así mismo, este método hace que este tipo de operaciones sean cómodas, rápidas y de nulo o bajo coste. Por lo tanto, las transferencias llegan como cualquier otra que se realiza de un banco a otro, es decir, un día hábil como mínimo.

Transferencias internacionales SWIFT

¿Cuánto tarda en llegar una transferencia cuando se involucran países con divisas distintas? En este caso es útil que conozcas de qué se trata la red interbancaria SWIFT.
SWIFT se estableció durante los años 70, y hoy cerca de once mil entidades financieras en todo el mundo la utilizan para realizar envíos de dinero desde el país donde se origina la transacción, hasta el banco destino.
Este tipo de transferencia puede emplear uno o más bancos intermediarios, y en el proceso los bancos involucrados pueden establecer sus propias comisiones. Así, el coste suele ser un poco elevado. Este tipo de operación bancaria suele tomar de dos a cinco días hábiles.
Como para el resto de transferencias, tendrás que tomar en consideración la “hora de corte” de tu banco, y el día en el que realizas la transacción. Lo ideal es efectuar la transferencia a principios de semana y durante la mañana. De esta forma, lo más seguro es que la misma llegue antes del fin de semana.