Préstamos sin intereses

Son cada vez más las entidades financieras que ofrecen a sus clientes la posibilidad de conseguir un primer préstamo sin intereses. Se trata de una medida encaminada a la captación de clientes, pero que puede resultar muy interesante para aquellas personas que están buscando un préstamo en unas condiciones especiales.

Préstamos sin interés

La posibilidad de conseguir préstamos rápidos sin intereses existe y son muchas las entidades financieras que ofrecen esta opción a sus clientes. En un mundo de gran competencia como es el entorno financiero, captar nuevos clientes es de vital importancia para la supervivencia de estas entidades de crédito, por lo que no dudan en ofrecer préstamos gratis a los clientes que acuden por primera vez a solicitar sus productos. Es importante tener en cuenta que un préstamo a interés cero no implica que el cliente no tenga que pagar gastos adicionales. De hecho, en algunos casos, los bancos y entidades financieras que ofrecen este tipo de producto aplican comisiones de apertura de cuenta que pueden encarecerlo considerablemente. También es preciso estudiar si existe posible comisión por cancelación anticipada o el importe que supondría tener que pagar por un posible retraso en alguna mensualidad.
Una gran ventaja que presentan este tipo de préstamos es la rapidez con la que el cliente conoce la aceptación de su solicitud de préstamo, así como la inmediatez con la que se recibe el dinero en cuenta. Para ello, el cliente debe cumplimentar un formulario en el que las entidades financieras solicitan ciertos datos personales. Estos trámites se realizan por Internet y en cuestión de pocos minutos, el cliente puede haber finalizado todas las gestiones necesarias e, incluso, puede recibir el dinero de forma inmediata.
Aunque cada vez es mayor el número de entidades que ofrecen este tipo de préstamos, es preciso tener en cuenta que no solo las condiciones y posibles comisiones pueden ser muy diferentes, sino que también pueden variar los importes máximos concedidos y los plazos de devolución. En algunos casos, solo es gratuito el primer préstamos que se consigue en una entidad y existen ofertas en las que efectivamente no hay comisiones de ningún tipo. Estas entidades suelen buscar clientes potenciales para otros préstamos posteriores que si bien ya no serían gratuitos, ofrecerían condiciones ventajosas a los clientes que han tenido créditos previos y han satisfecho las cuotas en los plazos establecidos.
Es preciso tener en cuenta que algunas entidades financieras no ofrecen este tipo de préstamos sin interés de forma permanente, pues en algunas ocasiones se contemplan como productos promocionales específicos para un momento dado. Por ello, cuando el posible cliente que está buscando un préstamo en buenas condiciones identifica un préstamo sin intereses, es muy recomendable que lo solicite sin dejar que pase mucho tiempo. Eso sí, también es recomendable que compare las diferentes opciones que existen en el mercado, pues las condiciones finales entre unos y otros pueden llegar a ser muy diferente.

Préstamos gratis con ASNEF

Estar incluido en la el fichero de morosos ASNEF puede convertirse en un auténtico problema a la hora de realizar cualquier trámite con una entidad financiera y más, si se trata de solicitar un préstamo.
Sin embargo, existen entidades que ofrecen préstamos gratuitos a personas que están incluidas en el mencionado fichero de la ASNEF. Se trata, además, de préstamos que se tramitan íntegramente online, para los que es necesario aportar algunos datos personales que se solicitan y que proporcionan la respuesta sobre la aceptación del préstamo en cuestión de minutos.
Estos préstamos gratis con ASNEF son una tabla de salvación para muchas personas que figuran en las listas de morosos y que ahora ven cómo pueden volver a acceder a la financiación.
Las opciones que se encuentran en Internet para estos préstamos gratis con ASNEF son muchas y es necesario estudiar cada opción con detenimiento. En efecto, hay situaciones en las que se pueden obtener préstamos sin intereses cuando la devolución se realiza en un cierto plazo o para una cantidad de dinero determinada o cuando es la primera vez que se solicita un préstamo en una entidad, entre otras muchas opciones. También es preciso considerar la posibilidad de que existan comisiones o gastos de apertura, aunque muchas entidades financieras utilizan este tipo de préstamos gratis para captar clientes que se benefician de condiciones de financiación muy buenas en posteriores operaciones.
Cuando se busca un préstamo con ASNEF es necesario tener en cuenta los importes máximos que ofrecen las distintas entidades, así como los plazos de devolución exigidos. Además, las condiciones de la posible deuda impagada del cliente que figura en la ASNEF puede ser determinante para la solicitud de un préstamo o de otro. Y esto es así, porque hay entidades que condicionan el préstamo a una deuda impagada inferior a una cantidad determinada (1000 €, 1500 €, 2000 €, etc.) o a que el importe de la deuda corresponda a una única deuda o a que la deuda impagada no sea bancaria. En otros casos, en los que no se marcan limitaciones claras, la posibilidad de obtención del préstamo pasa por la presentación de un aval que en algunos casos es un coche propio o una vivienda propia.
Sin embargo, existen opciones para las que realmente no importa que el cliente figure en las listas de morosos, sin importar la cantidad ni la procedencia de la deuda.
Ante todas estas posibles situaciones, es preciso estudiar con detenimiento las diferentes posibilidades para conseguir el mejor préstamo.

Préstamos gratis sin nómina

Otra de las situaciones que hace muy difícil la concesión de un préstamo en la banca tradicional es la ausencia de nómina. Sin embargo, existen entidades financieras que pueden proporcionar préstamos gratis sin nómina a personas que se encuentran en diferentes situaciones.
Así, un autónomo que no tiene necesariamente nómina, un desempleado o cualquier persona que no tenga unos ingresos fijos puede recibir un préstamo gratis sin necesidad de presentar una nómina.
En ocasiones, estos primeros préstamos en una entidad de financiación son gratuitos, es decir no cargan ningún tipo de interés al cliente. La única obligación que tiene el receptor del préstamo es devolver el importe establecido en cada cuota en el plazo determinado.
La solicitud del préstamo sin nómina se realiza totalmente en línea y el cliente ha de proporcionar algunos datos personales o documentos que justifiquen que existe algún tipo de retribución. No obstante, existen entidades de crédito que pueden ofrecer un préstamo gratuito sin necesidad de aportar ningún documento de ingresos ni ningún aval. En todos los casos, la respuesta es prácticamente inmediata y en algunas entidades, el cliente puede disfrutar del dinero en el plazo de unas pocas horas.
El importe de los préstamos sin nómina puede ser variable, pasando por importes de unos pocos cientos de euros a cantidades más importantes y las opciones de devolución también varían mucho de unas entidades a otras. En algunos casos, se puede conseguir una línea de crédito sin nómina, en la que el receptor del préstamo solo paga por el dinero que retira.
Dada la gran competencia que existe entre la multitud de entidades financieras que ofrecen este tipo de préstamos, es conveniente estudiar concienzudamente las condiciones de cada una. Existen algunas que ofrecen préstamos sin intereses para el importe total, mientras que en algunos casos estos préstamos sin intereses se refieren a una determinada cantidad de dinero y no al importe total concedido. También pueden variar mucho los plazos de devolución.
En todos los casos, la solicitud de un préstamo es un trámite serio y es importante dedicar tiempo a escoger el más adecuado para cada caso particular, para poder garantizar la devolución en los plazos acordados y no verse envuelto en un problema importante.

Préstamos sin intereses para jóvenes

El colectivo de jóvenes se encuentra con posibilidades muy interesantes a la hora de conseguir préstamos sin intereses para jóvenes. Es preciso darse cuenta que este grupo presenta un importante potencial de futuro para las entidades financieras y que, además, los importes de los préstamos que solicitan no suelen ser demasiado elevados.
Algunos jóvenes necesitan dinero para poder terminar sus estudios o poder cubrir sus gastos, comprarse un vehículo o una moto o realizar una escapada con sus amigos. Se suele tratar de cantidades pequeñas con plazos de devolución cortos.
Por ello, tanto las entidades financieras más tradicionales como las que operan solo online ofrecen diferentes posibilidades de préstamos, muchos de ellos gratuitos para la totalidad del importe, para una parte del mismo o en su defecto, en condiciones de interés muy favorables.
Los jóvenes, tan familiarizados con el mundo digital, son capaces de acceder fácilmente a las entidades que ofrecen préstamos online para poder satisfacer sus necesidades económicas más inmediatas.
Sin embargo, es preciso darse cuenta de que no todas las opciones son iguales y que existen condiciones que pueden ser especialmente favorables para cada caso particular. El primer factor determinante es el importe total que se necesita, pues hay entidades que solo ofrecen préstamos a los jóvenes por debajo de una cantidad determinada. En función de esta cantidad, también es preciso estudiar detenidamente los plazos de devolución, la penalización por incumplimiento del pago de alguna cuota o la necesidad de presentar un aval.
En este sentido, es preciso señalar que muchas entidades no solicitan ningún aval a los jóvenes, pero como contrapartida exigen unos plazos de devolución bastante cortos para disminuir el riego.
Los bancos más tradicionales que desean captar a los jóvenes como clientes con potencial en el futuro, también pueden complementar la concesión de préstamos gratis o con intereses muy bajos con otras ventajas. Entre estas se puede mencionar la obtención de tarjetas de crédito o de débito gratuitas o la posibilidad de realizar transferencias en línea sin incurrir en ningún tipo de gastos por comisiones.
Por tanto, los jóvenes tienen en los préstamos sin interés una interesante vía de financiación para poder cubrir sus gastos, para formación y también para poder emprender proyectos empresariales y abrirse camino en el que la obtención de un empleo no resulta muy sencilla.
Sin embargo, como en todos los casos en los que se está considerando la posibilidad de solicitar un préstamo, es muy importante estudiar todas las opciones, conocer con precisión las condiciones que imponen las entidades financieras y optar por la solución más adaptada al caso particular.
La gran ventaja que ofrecen a los jóvenes este tipo de productos es la gestión integral online: desde la solicitud del mismo a la información de la concesión en plazos realmente cortos o el ingreso del dinero del préstamo hasta el ingreso de las cuotas mensuales. Un proceso con el que los jóvenes están muy familiarizados y que pueden gestionar sin ninguna dificultad.