Ether, la otra criptomoneda

La moneda virtual por excelencia y la que más usuarios tiene es el bitcoin, pero no es la única. Ether es la criptomoneda de la plataforma de blockchain Ethereum, que cuenta con el respaldo de los expertos en esta tecnología descentralizada.

ether

Aunque no existen cifras oficiales, se calcula que circulan por la red alrededor de 15 millones y medio de monedas bitcoin. La mayoría de las operaciones realizadas con esta divisa se concentran en China, pero cada vez tiene mayor demanda y se registran transacciones en muchos países.

Mientras el bitcoin continúa su ascenso imparable, pese a los vaivenes en su valor, otra criptomoneda, que nació precisamente para complementarla, va poco a poco haciéndose un hueco en la mente de los inversores. Se trata del Ether, la segunda moneda virtual más usada en la red y en capitalización bursátil.

Ethrereum es a blockchain como ether a bitcoin

Ether es la moneda nativa del Ethereum, una plataforma descentralizada desarrollada en 2013 por un joven de apenas 20 años, Vitalik Buterin. Entusiasta de las criptomonedas (en especial del bitcoin) y de su potencial, creó Ethereum para que los usuarios pudieran crear y ejecutar contratos inteligentes con sólo escribir un par de líneas de código.

Estos contratos inteligentes tienen múltiples funciones: representar acuerdos financieros, contratos de empleo o para ejecutar apuestas, por citar sólo tres ejemplos. Ethereum supone por tanto una puerta abierta para que cualquiera con nociones básicas de programación elabore y use acuerdos legales, financieros y sociales con plena legitimidad, sin necesidad de intermediarios y terceras partes.

Para darle valor monetario a las operaciones que se realizan en el entorno de Ethereum y para que no se produzca fraude, se creó el ether como método de pago . En la web de la plataforma se refieren a ella como el “crypto-fuel” de la red y es lo que usan los clientes de la plataforma para pagar las aplicaciones y las operaciones que se desarrollan dentro de ella. Es además un incentivo económico para los mineros de Ethereum, que contribuyen a que la red siga operativa.

Diferencias entre ether y bitcoin

A diferencia del bitcoin, los ethers no se crearon para convertirse en una moneda digital global descentralizada. Por eso su creador no las considera competidoras, pese a que muchos se refieran a ellas como rivales. En realidad las aspiraciones del ether van más allá del envío o traspaso de dinero. Y es que en la red de Ethereum las aplicaciones descentralizadas permiten crear criptomonedas pero también cualquier otra cosa que sea programable.

Ethereum se encuentra desde 2015 en fase beta (lo que había antes era un proyecto todavía más limitado, que podríamos definir en “fase alfa”), por lo que todavía tiene mucho potencial. Algunos expertos en tecnología blockchain, grandes entusiastas de esta plataforma, creen que no alcanzará el grado de madurez tecnológica hasta 2018 o 2020.

La reciente revalorización del bitcoin ha repercutido en el ether, que también ha visto su precio incrementado. Sin embargo, lo habitual es que su valor sufra fluctuaciones bruscas, en gran medida porque se encuentra en una fase muy temprana.

Se pueden comprar ethers tanto en moneda fiduciaria como con bitcoins, y para ello basta acudir a algunas de las plataformas de intercambio de bitcoins más habituales. Actualmente existen alrededor de 88 millones de ethers aunque su creación está limitada a 18 millones cada año. Precisamente en 2017 está previsto que se lance un nuevo algoritmo de consenso para toda la red de Ethereum bajo el protocolo Casper, que limitará esta cifra anual.

Lara Olmo de Miguel

@Laoldemi