¡Descarga GRATIS la app de Moneyman y solicita desde ahí tu préstamo!

4.8 stars Valoración en Google Play
close button
  • Planificación financiera: las claves para alcanzar tus objetivos a corto, medio y largo plazo

Planificación financiera: las claves para alcanzar tus objetivos a corto, medio y largo plazo

Thumbnail
Tiempo de lectura: 12 min
Actualizar: 6 mayo 2024
Comentario: 0

Todos tenemos sueños. O también podemos llamarlos proyectos. U objetivos. Usemos la palabra que usemos, en una cosa estamos de acuerdo: todos tenemos la vista puesta en lo que vendrá y lo que queremos que pase.

Y, como todo en esta vida, esa visión de futuro cuesta dinero. O implica tomar decisiones que afectan a nuestras finanzas y el día a día. Al fin y al cabo, los grandes proyectos de nuestra vida son decisiones económicas. Comprar una casa o un coche, organizar una boda, irnos de viaje…

Seguro que solo con leer hasta aquí ya tienes en mente ese proyecto que te encantaría hacer realidad e implica un esfuerzo económico muy grande. Y seguro que no tienes del todo claro cómo organizarte para conseguirlo.

 

Pues estás en el sitio indicado. En este artículo te vamos a explicar qué es la planificación financiera y por qué es clave para que logres tus objetivos. Además de eso, te resumiremos las fases por las que tienes que pasar para pasar de una idea a la acción.

Ha llegado la hora de sentar las bases para tu proyecto y, como siempre, Moneyman está aquí para ayudarte a hacer realidad tus sueños.

Qué es la planificación financiera personal o familiar

La planificación financiera (ya sea personal o familiar) es un proceso. Un proceso que consiste en gestionar y organizar los recursos financieros de la persona (o unidad familiar) para conseguir los objetivos previamente establecidos. Algo así como el proceso de poner las finanzas en orden para lograr tus objetivos.

En la gran mayoría de casos, y en resumen, la planificación financiera busca maximizar los ingresos y optimizar su uso para lograr el mayor número posible de objetivos planificados. Su principal objetivo es sacar el mayor provecho posible a los ingresos de cada persona.

Aunque las motivaciones de cada persona a la hora de poner en marcha una planificación financiera puedan ser completamente diferentes (desde saldar deudas hasta invertir en bolsa), en última instancia el objetivo siempre es el mismo: conseguir que tu dinero sea suficiente para cumplir con tus propósitos.

Cómo hacer una planificación financiera estratégica

La cuestión principal no es qué es la planificación financiera, si no cómo llevarla a cabo y conseguir que sea realista y estratégica para lograr tus objetivos. Y es que, la planificación financiera debe cumplir una serie de requisitos para ser exitosa.

A continuación te explicaremos los diferentes tipos de objetivos que se pueden definir para una planificación financiera. Y cómo en base a ellos tendremos que tener en cuenta diferentes variables y organizarnos por más o menos tiempo.

Además de eso, también te indicaremos cuáles son las fases que existen en toda planificación financiera. Fases que sí o sí deberás cumplir y seguir a rajatabla si quieres que tus objetivos financieros se hagan realidad.

¡Vamos a ello!

Cuatro pasos simples para obtener dinero:
  • Ingresa tus datos personales
  • Elige un programa de préstamo
  • Valida tu teléfono con el código SMS

Objetivos de la planificación

Cuando hablamos de los objetivos de la planificación financiera nos referimos al principal motor de nuestro plan. Cuál es el proyecto o necesidad primordial a la hora de organizar nuestras finanzas y activar este plan.

Y es que lo cierto es que, dentro de una misma estrategia puede haber diferentes objetivos. Algunos de ellos serán los principales (los motores de nuestro plan), pero también puede haber objetivos secundarios que alcanzaremos en el camino.

En cualquier caso, podemos definir 3 tipos de objetivos principales en función de la duración y urgencia de los mismos. Dependiendo de cuánto tiempo necesitemos para alcanzarlos, encontramos los siguientes objetivos.

  • Objetivos a corto plazo

    Podemos considerar objetivos a corto plazo aquellos que responden a una necesidad más o menos inmediata (o que debemos solucionar en un periodo de tiempo relativamente corto).

    De manera general, este tipo de objetivos requieren que organicemos nuestra planificación financiera con los recursos con los que contamos actualmente y no podamos contar con el factor “espera”.

    Entre los objetivos que destacan a corto plazo nos encontramos con saldar una deuda por un imprevisto (como una avería en casa), adelantar el dinero para un viaje o pagar el regalo para un cumpleaños o un aniversario.

    Aunque todo depende de cada caso, este tipo de objetivos no suelen implicar grandes cantidades de dinero y son relativamente sencillos de planificar y llevar a cabo.

  • Objetivos a medio plazo

    En el caso del medio plazo, nos referimos a aquellos objetivos que, si bien no son inminentes, deben realizarse en un periodo de tiempo relativamente cercano. Se tratan, de alguna manera, de “obligaciones” que acabarán por llegar.

    En este escenario, y al contar con más tiempo, tendremos más opciones de maniobrar con nuestras finanzas y recurrir a diferentes tácticas para acabar por cumplir con el objetivo.

    Entre los objetivos a medio plazo, encontraremos diferentes proyectos como la renovación de los muebles de casa, la compra de una moto o, incluso, un curso en la Universidad.

  • Objetivos a largo plazo

    Por último, nos encontramos con los objetivos a largo plazo. Aquellos objetivos que implican una organización de nuestras finanzas por un tiempo mayor. Un tiempo que, muchas veces, se siente tan lejano que no parece real.

    Este tipo de objetivos implican tomar decisiones que afectarán a nuestras finanzas en los próximos años y que, normalmente, son estables aunque pase el tiempo (como, por ejemplo, reservar una cantidad de dinero al mes para la jubilación).

    Precisamente son ese tipo de objetivos los que se encuentran dentro de estos objetivos: pagar una hipoteca, un plan de pensiones o incluso ahorrar para pagar los estudios de tus hijos. Decisiones que se solucionarán muchos años después.

Independientemente del tipo de objetivo que establezcas en tu planificación, hay algo que tiene que ser común a todos ellos: deben ser realistas y medibles. Siempre tendrás que ser capaz de evaluar si estás avanzando en el buen camino. O si te alejas.

Además de ello, es muy probable que si tu objetivo es de medio o largo plazo te veas en la necesidad o situación de dividir dicho objetivo en algunos objetivos secundarios de un plazo menor. Objetivos que funcionarán como paradas en el proceso.

Qué es la planificación financiera personal o familiar

Fases de la planificación

Pasamos a hablar ahora de lo importante: cómo organizar una planificación financiera personal o familiar. Cuáles son los pasos que hay que seguir para que el plan resulte efectivo. Para conseguir nuestros objetivos.

De manera general, la planificación está dividida en 5 fases diferentes. Todas ellas son necesarias en el proceso. Y pueden repetirse las veces que sea necesario. Porque a lo largo del proceso te encontrarás con que el plan no está resultando como esperabas y tienes que reorganizar tus expectativas.

En cualquier caso, vamos a repasar todas y cada una de ellas. Aquí las tienes:

#1 – Evaluación de tus finanzas

La primera y (casi) más importante: pararse a mirar cuál es tu situación. Antes de empezar a pensar ni siquiera en objetivos, es de vital importancia evaluar cómo se encuentran tus finanzas. Tu salud financiera.

Para ello es importante repasar y organizar bien cuáles son tus ingresos, tus gastos recurrentes, las deudas que tienes pendientes y otros factores que afectan al resultado final del dinero que dispones cada mes (y en tu cuenta de ahorros).

Esto te permitirá empezar a planificar tus finanzas con una imagen clara de tu situación. Con una base transparente que te ayudará a cumplir mejor con los siguientes puntos.

#2 – Definición de objetivos

¿Ya tienes claro cuál es tu situación financiera? Toca hablar entonces de objetivos. De definir cuáles son tus ambiciones y qué te gustaría lograr. Gracias a tu análisis previo podrás definir de forma mucho más realista qué objetivos quieres (y puedes) cumplir.

Los objetivos son la piedra angular de cualquier plan. Son el horizonte al que siempre debes mirar a la hora de ejecutar tu plan. Y siempre debes estar convencido de tu capacidad de lograrlo siguiendo todos y cada uno de los pasos.

#3 – Creación de un presupuesto

Con tus objetivos claros en mano, toca hacer números. Saca papel, lápiz y calculadora (o excel si eres más digital) y ponte a hacer las mates. Los cálculos para montarte un buen presupuesto.

Ingresos, gastos, deudas, impuestos, reservas… Prepara un presupuesto que contemple todo el dinero que entra y sale en tu casa. Siempre debes ser transparente y, en la medida de lo posible, aumentar un poco el valor de cada uno para poder hacer frente a posibles imprevistos.

Y con eso claro, calcula cuánto debes destinar a tu plan. Cuánto y cómo lo vas a dividir. Quizás quieras separar la cantidad de una sola vez, hacerlo de forma estable durante un tiempo en concreto o ir fluctuando en función de la situación. Todo depende de tu presupuesto personal.

planificación financiera personal o familiar - Creación de un presupuesto

#4 – Ahorrar, invertir, saldar deuda… ¡Actuar!

Ahora que tienes el presupuesto preparado, ¿sabes lo que toca? ¡Ejecutarlo!

Es en ese momento en el que tu plan se vuelve real. Te tocará mover ficha. Ahorrar parte de tus ingresos, invertir algo de dinero cada mes, saldar esa deuda que tienes pendiente para acercarte a tus objetivos… Dependiendo de cada caso la ejecución será diferente.

#5 – Reajustar el plan inicial

¡Espera! Que nos falta el último paso. Un paso que muchos ignoran pero que también es indispensable.

A medida que avances en tu planificación financiera tendrás que pararte a evaluar cada cierto tiempo cómo avanza y si estás cumpliendo con lo establecido. Ya sea por elementos externos (inflación, por ejemplo) o motivos personales (subida de salario) tu plan puede verse modificado para bien o para mal.

Lo importante es mantener esa visión realista y medible en todo el proceso. Ser sincero contigo mismo y entender que lo importante son los números. Nada más.
___
Como ves, la planificación financiera es un proceso sencillo con unas fases claras. Un sencillo método que implica organizarse correctamente y tener siempre presente cuál es el objetivo por el que estamos llevando a cabo este plan.

Recuerda que, siempre que lo necesites y encaje dentro de tu presupuesto, puedes contar con Moneyman y nuestros préstamos sin intereses en pocos minutos para incluir en tu plan financiero personal. ¡Todo cuenta!

¡Realiza la solicitud en 8 minutos y podrás recibir el dinero hoy! Respuesta automática de nuestro sistema

¿Te ha gustado? Compártelo

Comentario (0)

    Préstamo Online

    ¿Cuánto necesitas?
    ¿Cuándo prefieres devolverlo?
    d
    Intereses
    0
    Importe del préstamo
    Fecha de devolución
    Pago de la primera cuota
    Pago de la última cuota
    Total a devolver
    Información sobre el préstamo

    Artículos relacionados

    ¿Cuánto necesitas?
    ¿Cuándo prefieres devolverlo?
    d
    Intereses
    0
    Importe del préstamo
    Fecha de devolución
    Pago de la primera cuota
    Pago de la última cuota
    Total a devolver
    Información sobre el préstamo

    Defensor del Cliente

    ¿Sus derechos como clientes no han sido atendidos? El Defensor del Cliente tramitará personalmente su queja y analizará si se ha cumplido con sus derechos, junto con el Departamento Jurídico y los departamentos dedicados.

    ¿Estás siendo objeto de un fraude?

    No te preocupes y que no cunda el pánico. Completa el formulario y procesaremos tu solicitud lo antes posible. Normalmente nos lleva entre 2 y 3 días hábiles, máximo 5. Estamos comenzando nuestra investigación interna. Todas las llamadas y comunicaciones sobre el préstamo, si ya se encuentra vencido, se detendrán durante este período.

    Defensor del Cliente

    El Defensor del Cliente tramitará personalmente su queja y analizará si se ha cumplido con sus derechos, junto con el Departamento Jurídico y los departamentos dedicados.

    • Por favor rellene el siguiente formulario.
    • El defensor del cliente gestionará personalmente su reclamación junto con el Departamento Jurídico.
    • Recibirá la respuesta a su email en un plazo máximo de 10 días hábiles.

      Reportar fraude

      Completa el formulario y procesaremos tu solicitud lo antes posible.

      • Normalmente nos lleva entre 2 y 3 días hábiles, máximo 5.
      • Todas las llamadas y comunicaciones sobre el préstamo, si ya se encuentra vencido, se detendrán durante este período.