Minicréditos personales online

93 722 73 54 Lun – Vie de 09:00 a 20:00 horas
Mi cuenta

Crédito

¿Cuánto dinero quieres conseguir?
0
0
¿Cuándo prefieres devolverlo? días
0
0 días
Importe préstamo
0000
Fecha devolución
00
Total a devolver
0000

Ejemplo TAE: 600€ a 30 días. Coste préstamo: 162€.Total a devolver: 762€. TAE 1733%

1

Solicita tu crédito

No te llevará más de
10 minutos

2

Procesamos tu solicitud

Te respondemos en
1 minuto

3

Te haremos una transferencia

En tan sólo
15 minutos

¿Cómo se puede pedir crédito a través de Internet?

Pedir crédito a través de Internet es una tarea muy simple. De hecho, tan solo tienes que adentrarte en la web de una entidad financiera que opere a través de este medio para solicitarlo. En este sentido, lo primero que deberás hacer es registrarte en la web para, posteriormente, rellenar los campos referentes a la cantidad que precisas y el tiempo que necesitas para su devolución. Posteriormente, lo más habitual es que tengas que rellenar un formulario aportando algunos datos personales como, por ejemplo, tu DNI y tu cuenta corriente.

Además, puesto que este tipo de producto se caracteriza por su inmediatez, nada más enviar la solicitud el sistema automatizado de riesgo de la compañía en cuestión procederá a realizar un análisis de ella y, en unos minutos o, como mucho, horas, procederá a darte una respuesta afirmativa o negativa. En caso de que la resolución sea positiva, podrás disponer del dinero en tu cuenta, como máximo, al día siguiente laborable.

Requisitos para conseguir crédito online

Debido a las características intrínsecas de un crédito online, los requisitos necesarios para su concesión son muy escasos. Sin embargo, es conveniente que los tengas en cuenta antes de iniciar el proceso. En primer lugar, has de ser mayor de 18 años. A este respecto cabe destacar que algunas entidades financieras online, si bien es cierto que no es una norma ni mucho menos generalizada, exigen que el demandante tenga más de 21 años. Por otra parte, has de ser residente en España de forma obligatoria. Para demostrarlo, tendrás que enviar una fotocopia de tu DNI o, en caso de que seas extranjero pero estés afincado en este país, de tu NIE.

Por otra parte, también deberás ser el titular de una cuenta bancaria ya que, si no, no podrán hacerte el ingreso del dinero en caso de que tu petición de préstamo sea aceptada. Asimismo, es imprescindible que cuentes con un teléfono móvil ya que parte del proceso se llevará a cabo mediante esta vía de contacto. Finalmente, es probable que te exijan un aval o que cuentes con unos ingresos periódicos como, por ejemplo, una nómina, una pensión, una beca o una prestación por desempleo.

Características de un préstamo online

Un crédito online tiene una serie de características específicas que lo convierte en un producto financiero muy apetecibles para todas aquellas personas que, por alguna razón, no pueden acceder a los préstamos convencionales. En este sentido, no disponer de ingresos estables o estar incluido en un listado de morosos como RAI o Asnef suelen ser causas de denegación en las entidades financieras tradicionales. En cambio, en las que operan a través de Internet, no.

Debes saber que estos créditos son de cantidades que pueden considerarse relativamente pequeñas. De hecho, es raro encontrar alguno cuya cuantía supere los 600 euros y cuyo plazo de devolución sea mayor a 30 días. Sin embargo, como todo en la vida, si lo necesitas podrás negociar estas condiciones con la empresa a la que lo vayas a pedir. Y, si dispones de las garantías de devolución suficientes, lo normal es que aumenten estos márgenes.

Principales ventajas de los créditos online

Pedir crédito personal a través de Internet es, en muchos aspectos, más interesante que solicitar uno en un banco convencional. A este respecto cabe destacar que la mayoría de entidades son más flexibles en cuanto a los requisitos y ponen menos impedimentos a la hora de llevar a cabo la amortización anticipada del préstamo o conceder una prórroga para su devolución.

Gracias a estos tipos de préstamos podrás evitarte largas esperas en la cola de una sucursal ya que podrás llevar a cabo todo el proceso desde la comodidad de tu hogar con solo disponer de un ordenador, smatphone o tablet con conexión a Internet. De esta forma, las probabilidades de que te sea concedido son mucho más altas y no necesitarás justificar cuál va a ser la finalidad del dinero.