ÁREA DE
CLIENTES
¡Hasta 1.200€ para antiguos clientes!
93 722 73 54
Lun – Vie de 09:00 a 20:00 horas
93 722 73 54
Lun – Vie de 09:00 a 20:00 horas

¿Quieres trabajar en una FinTech? Este es el talento que demandan

La nueva industria financiera, representada por las FinTech y las soluciones tecnológicas de las grandes entidades bancarias, necesita profesionales de todos los perfiles.

La banca atraviesa un periodo de plena transformación digital. Un proceso en el que las FinTech están teniendo un papel esencial, ya que son las que la han impulsado. Al proponer un modelo disruptivo y basado en la tecnología, muchas entidades bancarias tradicionales despertaron y comenzaron también a innovar en sus procesos y servicios con herramientas tecnológicas. Y el resultado ha sido un cambio en la manera en que los clientes se relacionan con su banco y su dinero.

Como toda industria cuando se transforma, la financiera ahora demanda y crea nuevos perfiles profesionales que deben responder al nuevo escenario. Y en este caso, los expertos en finanzas no son suficientes. Con las FinTech son necesarios los perfiles técnicos, informáticos y estadísticos, profesionales de ciberseguridad y especializados en relaciones digitales.

Además, las empresas FinTech son tan diversas que cada una necesita sus propios expertos. No es lo mismo una aplicación de pagos móviles, que una plataforma de inversión que una de préstamos o lending.

sector fintech

 

Los 10 perfiles que necesita la industria FinTech

 

Las FinTech buscan profesionales tecnológicos (ingenieros, desarrolladores, hackers, etc), pero también no tecnológicos (ventas, marketing o riesgos); aunque en realidad a todos se les exige cierto dominio técnico y visión de negocio. La línea entre ambos se desdibuja.

Si estás pensando en entrar a trabajar en una FinTech, estos son los profesionales más demandados en este disruptivo sector:

Desarrolladores de software (web y móvil): se encargan de que la plataforma tecnológica sobre la que se apoyan los servicios funcione y no presente errores. Se centran en el aspecto técnico. Depuran posibles errores, dan mantenimiento a la plataforma e implementan nuevas funciones.

Ingenieros de software: más que del funcionamiento del software, se preocupan de que sea funcional. Que responda a las demandas y necesidades de los usuarios. Comparten conocimientos con los desarrolladores.

Expertos en ciberseguridad: ahora en cualquier empresa este perfil es necesario, pero en una FinTech todavía más por lo delicado de la información que manejan (tarjetas bancarias, números de cuenta, etc).

Especialistas en cloud computing y en APIs: muchas FinTech emplean datos de los bancos para ofrecer sus servicios (véase Fintonic y otras apps de finanzas personales). Esa información se almacena en APIs bancarias, que están en un entorno cloud cerrado, seguro y verificado. Por eso hacen falta desarrolladores que trabajen y entiendan esta tecnología.

Especialistas en UX: (User Experience): la experiencia de usuario se ha convertido en el elemento diferencial entre unas apps y otras, y las FinTechs son su mayores valedoras. Han sabido convertir los farragosos servicios financieros en algo fácil de entender para el usuario, porque le ofrecen una UX optimizada, ágil, atractiva y sencilla.

Abogados: la digitalización y la tecnología dibujan un nuevo marco legal donde algunas normas que rigen las finanzas tendrán que readaptarse. Hacen falta letrados que estén al tanto de y actualizados.

Especialista en Marketing digital: el cliente de los bancos ya no va a la oficina, por eso el canal offline pierde fuerza. Ahora se le impacta vía Internet, y sobre todo vía móvil, lo que exige emplear nuevos canales, nuevos mensajes y nuevas herramientas que estos profesionales deben dominar.

Gestores digitales/multicanal: deben ser muy fuerte en competencias interpersonales y contar con un alto dominio de la tecnología. Son capaces de atender al cliente a través de cualquier plataforma. Para desempeñar este rol es esencial contar con formación financiera y con experiencia en el sector.

Científicos de datos: estos analistas de Big Data detectan tendencias y necesidades de los clientes que probablemente de otro modo pasarían desapercibidas. Son profesionales que combinan conocimientos matemáticos, estadísticos y físicos. Analizan los datos para extraer insights e información reveladora para después tomar decisiones de negocio.

Data Translator: Si el científico de datos no es capaz de traducir al lenguaje común la información que extrae de los datos, este perfil la hace entendible para que los responsables de negocio y de toma de decisiones la entiendan.

 

Lara Olmo de Miguel
@Laoldemi


Posts Relacionados