Necesito dinero

Si te repites una y otra vez: Necesito dinero o necesito dinero urgente, no eres la excepción. La urgencia por liquidez monetaria es algo común cuando tenemos muchos compromisos y el sueldo parece no alcanzar. Lo bueno es que cuentas con varias opciones para obtener ese capital que tanto requieres.

A raíz de la crisis financiera, han surgido muchas plataformas digitales y fintechs que están cambiando el panorama bancario tradicional. Ahora cuentas con préstamos personales, minicréditos o créditos express, anticipos, crowdfunding y otros recursos para obtener dinero sin muchas complicaciones, en poco tiempo y de forma segura.

Cuando escuchamos a las personas decir: Necesito dinero ahora mismo, queremos darles las mejores alternativas del mercado. Por esta razón intentaremos repasar los productos financieros online más importantes, sus características principales y las ventajas que los hacen más accesibles que las opciones de la banca tradicional.

Necesito dinero urgente Por dónde empezar

En principio, necesitar ubicar la información específica con respecto a tu situación financiera actual. Entre las diferentes alternativas en línea, puedes conseguir préstamos para estudiar, comprar coche, hacer reformas, libre inversión, emergencias y mucho más. Todos tienen sus particularidades en función de lo que busques.

En cuanto a las modalidades principales que puedes contratar, resumimos las siguientes:

➢ Préstamos exprés o minicréditos. Estos productos de financiamiento se distinguen por ser de corto plazo (7 a 60 días), con cantidades que van desde 50 a 1000 euros, y su tramitación es bastante sencilla. Están pensados para resolver emergencias, una factura vencida o cosas muy puntuales. Si eres cliente nuevo, puedes disponer de €300 de entrada y conseguir varias ofertas con interés 0. Dependiendo del pago puntual, te van aumentado la cantidad disponible que puedes solicitar.

➢ Préstamos personales online. A diferencia de los anteriores, aquí manejas cifras que van desde los 1000 hasta los 5000 euros. El plazo para pagarlos suele ser de 2 meses a 2 años y poseen una tasa de interés nominal (TIN) que va del 3 al 5%. Están diseñados para gastos mayores, emprendimientos, viajes, eventos y más. Esta clase de créditos están disponibles en entidades de capital privado, bancos tradicionales y fintechs.

➢ Anticipos de nómina. Este financiamiento está pensado para personas que tienen domiciliados sus ingresos a un banco determinado. Mediante esta opción, la entidad adelanta 1 o hasta 2 nóminas, el mismo día y sin mucho papeleo. Por lo general, dispones de un año para pagar, la tasa anual equivalente (TAE) ronda el 8% y necesitas por lo menos 6 meses de antigüedad en el banco. Te recomendamos investigar si cobran otras comisiones adicionales antes de decantarte por esta opción.

➢ Préstamos grandes en línea. Esta alternativa puede estar destinada a la compra de un coche, pagar estudios universitarios, remodelaciones y más. Esto es porque los montos se ubican en €1000 a €50.000 y el tiempo para amortizar va desde 6 meses hasta 10 años. Dependiendo de la entidad financiera o el prestamista, la aprobación puede durar un par de días o varias semanas. El TAE promedio para estos créditos de mediano y largo plazo es de 8,56%.

➢ Créditos en plataformas P2P. Conocidos como préstamos entre particulares o peer-to-peer, son una alternativa no convencional. Destacan por su tramitación rápida mediante apps y los prestamistas pueden ser anónimos. Estas plataformas te ponen en contacto con organizaciones que ofrecen créditos y los plazos varían según las condiciones que buscas. Aunque no están asociados con Asnef o RAI, debes tener una fuente de ingresos comprobable.

Información requerida en los formularios

Cuando estas en modo necesito dinero ahora mismo, lo ideal es que puedas tramitar la solicitud lo antes posible. Una ventaja de los préstamos online es su rapidez para procesar los datos para contratarlos. Una vez que elijas la empresa fiable que se adapte a tus necesidades, rellenar el formulario debería tomarte menos de 10 min.

Este proceso sirve para que la financiera evalúe tu capacidad de pago y otras variables que pueden incidir sobre tu liquidez. Antes de dar tu información, debes establecer el monto que quieres y el plazo en que piensas pagar. Hecho esto, los datos básicos que te solicitan son:

➢ Información personal como nombre, apellido, edad, DNI/INE y otros.

➢ Datos de contacto como móvil, teléfono fijo, dirección y correo electrónico.

➢ Situación laboral en cuanto a profesión específica, antigüedad en el puesto y otras condiciones según el acuerdo.

➢ Nivel de liquidez con respecto a ingresos mensuales, deudas, gastos fijos y otras variables.

Te recomendamos que tengas tus documentos digitalizados, ya que este proceso de verificación puede requerir que los envíes al prestamista o la entidad financiera.

Lo que te puede costar un préstamo online

Si estás en una situación de necesito dinero, tienes que saber que estos servicios financieros incluyen otros gastos. Al momento de evaluar las mejores opciones, necesitas conocer bien esas tarifas adicionales que pueden subir el coste total del crédito. En esta categoría, existe varias comisiones habituales, como:

▪ Comisión de oficialización. Tanto para el estudio crediticio como para tramitar la apertura, puede haber un cobro agregado. Esto puede pagarse en la primera cuota o a partir de la firma. Es un porcentaje del total del préstamo y puede estar incluido en las mensualidades para facilitar su amortización.

▪ Cobro por pago anticipado. Todos queremos pagar un crédito antes de tiempo, pero a veces no es posible. Esta comisión es una compensación para el prestamista por los intereses que deja de percibir si pagas por adelantado. Si queda más de un año, el cobro es de 1% del total solicitado; menos de 1 año, 0,5%, según la ley.

▪ Gastos de notaría. Existe la posibilidad de que una empresa exija que el acuerdo sea notariado, en especial cuando se trata de una suma considerable. Este pago no está reflejado en el TAE y te corresponde asumirlo. El precio por este servicio para contratar el préstamo se ubica en 0,3% del coste total.

¿Es posible obtener dinero estando en una lista de morosos?

De hecho, sí. Al momento de pensar en: Necesito dinero urgente estando en Asnef o RAI”, existe una solución. Aunque la mayoría de bancos, fintechs o prestamistas te van a exigir un buen historial crediticio, otros no. En este caso, las condiciones no varían mucho pero sí existe una excepción importante.

Si tienes una deuda superior a 1500 euros, difícilmente puedes obtener el dinero que estás buscando. Muchas veces, el hecho de estar en Asnef puede ser consecuencia de un impago de algún servicio. Para ser aprobado, depende del adeudo que acepte la compañía, si tienes un ingreso estable o si incluyes alguna garantía (casa, coche o joyas).

Es más, el problema de necesito dinero urgente estando en Asnef te da la oportunidad de obtener un préstamo sin aval, nómina o incluso estando en paro. Los intereses no deberían cambiar, solo que debes poseer un ingreso demostrable, como una pensión, subvención, prestación por desempleo o cualquier otro comprobante.

Cada vez que pienses para ti mismo: Necesito dinero ahora mismo, ya sabes que existen muchas más opciones que la banca tradicional. Los tiempos han cambiado y en este momento es mucho más fácil conseguir dinero extra mediante préstamos online, minicréditos y otros recursos. Para que siempre tengas solución al: “Necesito dinero urgente”.